UA-47853681-1

18 de març 2013

Layer cake de rosas


Buenos días.
Este domingo teníamos una comida familiar, y me ofrecí para hacer el postre. Después de pensarlo un poco acabé por decidirme por un “Layer Cake”.

La definición literal de “Layer Cake” es: pastel de capas. Se trata de una tarta hecha de varias capas de bizcocho rellenas con mermelada o crema y cubiertas de una crema que quede bien con el relleno.



La comida era en casa de mis padres, así que preparé los bizcochos un par de días antes y me llevé todo lo necesario para acabar la tarta. Preparé una gran bolsa con los bizcochos, los ingredientes necesarios para el relleno y todos los utensilios que pensé que podían hacerme falta: espátulas, base giratoria, mangas desechables, boquillas, colorantes, etc. Vamos que como no estaba muy convencida de si hacer la decoración con manga o con espátula me llevé todo por si acaso.
Preparé dos bizcochos altos, utilicé la receta base de las monas de pascua que se utiliza en mi casa (la receta es la que utilizó toda la vida mi abuela, y es muy práctica porque no es necesario pesar nada, todas las medidas son en cucharadas soperas).



El relleno fue de mermelada de fresa y buttercream de chocolate blanco, pero teñida de rosa. Si, la misma buttercream que utilicé la semana pasada para los Red Velvet Cupcakes y que triunfó.
Una vez con todo preparado, rellené la tarta con la mermelada y la crema. Decidí teñir la buttercream, tanto para el relleno como para la cobertura. Estuve pensando un rato y como finalmente me decidí en hacer rosas con la buttercream pues la teñí de rosa.



Cuando acabé con el relleno, hice las dos capas de la cobertura: la primera capa para sujetar las migas y la segunda un poco más gruesa, la base giratoria va genial para estos trabajos. Y lo puse a enfriar así como el resto de la crema para poder trabajarla bien con la manga pastelera.



El resultado final de la tarta fue, como podéis ver en las fotos, muy vistoso y elegante.



También podéis ver el corte de la tarta, ¡si, esta vez me acordé de hacer la foto!



Y el sabor… Pues fue todo un éxito, la combinación era buenísima y la buttercream no resultaba nada pesada ya que lo compensaba muy bien el punto ácido de la mermelada.
Espero que os guste.

Un abrazo.