UA-47853681-1

20 d’ag. 2014

Bizcoflan

Buenos días,

Aunque parece que quien ha decidido irse de vacaciones ahora es el verano, seguimos aún en agosto así que lo ideal estas fechas es hacer postres y tartas que se puedan comer fresquitos de la nevera (pero eso no significa que no se necesite encender el horno un ratito). Esta semana quiero enseñaros el postre que hice el domingo pasado: bizcoflan.

Como ya os habréis imaginado, y como su nombre indica, se trata de la unión entre bizcocho y flan. El resultado es un flan de huevo encima de un bizcocho. No es difícil de preparar, para empezar hay que hacer una mezcla de leche, huevos y azúcar para tener el flan y ponerlo en un molde alto al que habremos puesto caramelo líquido en el fondo. 
Después se prepara la mezcla para el bizcocho que lleva huevos, azúcar y harina. En este caso no se le pone levadura porque no queremos un bizcocho que crezca, sino que haga de base del flan. Cuando se pone esta masa con cuidado encima de la mezcla del flan se hunde, yo lo primero que pensé fue que ya me había equivocado y que no saldría nada… 
Se pone el molde dentro de una bandeja con agua y se cuece al horno al baño María hasta que el bizcocho esté cocido y el flan esté completamente cuajado. Como sabéis el tiempo varía en función del horno, la receta que yo tenía decía unos 25 minutos de horno pero tuve que ponerlo media hora más con calor sólo abajo para que el flan cuajase bien. 
Y cuando lo saqué del horno vi que no me había equivocado y que se había producido la “magia”. El flan estaba cuajado y en la parte de encima del molde estaba el bizcocho cubriendo la base, perfecto vamos.
Una vez frío lo desmoldé y lo guardé en la nevera hasta la hora de comer, ya que fue nuestro postre para el domingo. 
La parte de arriba quedó con estrías porque mi molde no es liso, y la verdad es que quedaba bonito. Se puede decorar con algunas frutas frescas o con nata, pero en mi caso preferí dejarlo sin decorar.

Realmente es un postre buenísimo, sobretodo lo será para la gente a la que le guste comerse el flan o las natillas con galletas. Ahí está todo junto.
Como podéis apreciar en la foto se diferencia perfectamente la parte del flan de la parte del bizcocho.
Espero que os haya gustado.
Un abrazo a todos, y voy a seguir mirando como llueve…