UA-47853681-1

11 de des. 2012

Detalle de Navidad


¡Buenos días!
Esta semana la entrada en el blog va con un poco de retraso…

Hoy ya toca temática navideña, porque ya queda muy poco para llegar al día de Navidad.
Empecemos, el retraso ha sido provocado por un encargo que me hicieron hace un mes y algo de 800 galletas decoradas. El encargo lo realizó una farmacia para regalar las galletas decoradas como obsequio de Navidad a todos sus clientes.

El proceso ha sido largo, y no me refiero sólo al hecho de hacer las galletas, ya que antes de empezar teníamos que decidir el diseño y los colores de la galleta, además de llevar muestras al farmacéutico para que probara el sabor de las galletas y todo eso.
Una vez estuvo todo decidido tocaba comprar todo el material necesario para las galletas, la glasa y para un regalito sorpresa que decidí hacerles a la gente de la farmacia para que lo expusieran en el local.

Y finalmente llegó el día de ponerse manos a la obra, tenía que hacerlo todo muy mecanizado y organizado para cumplir el plazo de entrega y para no hacer trabajos inútiles que después tuviese que repetir. Así que decidí que lo primero que haría sería hacer las galletas y guardarlas bien protegidas.







Tuve que hacer la masa en dos tandas ya que no me cabía en la nevera, o sea que amasé 12 veces y horneé galletas, y después volví a amasar 12 veces más y volví a hornear.
Cuando ya estuvieron todas las galletas cocidas, toda la casa olía a galletas de vainilla (¡incluido el rellano!), empecé a preparar la glasa para decorarlas. Como se trataba de muñecos de nieve lo que hice fue hacer la glasa blanca para cubrir todas las galletas.



Cuando todas ya tuvieron la capa blanca de glasa hice la glasa de colores y acabé de decorar las galletas una a una. Les puse un gorrito rojo, los ojos y la boca y como toque personal el logotipo de la farmacia.




Para rematar el trabajo las puse en bolsitas de celofán transparentes con una pegatina de la farmacia deseando felices fiestas a sus clientes y un lacito plateado, y realmente quedaron muy y muy bonitas.

Aparte de todo este trabajo, que básicamente es el motivo de que ayer no pusiese ninguna entrada en el blog, decidí hacer un regalo sorpresa al farmacéutico que me hizo el encargo. Hice un dummy (tarta falsa con el interior de poriexpan o corcho y cubierta de fondant) de un árbol de navidad para que lo exponga en la farmacia. Fueron también unas cuantas horas de trabajo pero el resultado mereció mucho la pena.




¡Y así es como queda el árbol en el escaparate de la farmacia!


Espero vuestros comentarios y opiniones a ver si os han gustado las galletas y el árbol.

¡Un abrazo a todos!