UA-47853681-1

8 d’oct. 2013

Detalles de boda otoñales

¡Buenos días!

Ahora parece que sí que ya ha llegado el otoño, y la entrada de esta semana lleva los colores del otoño pero por suerte eran detalles para una boda del sábado pasado y ese día el tiempo aún aguantó bien.
Os cuento, el sábado pasado se casó una ex-compañera de trabajo, es una chica a la que le encantan las manualidades y es muy detallista, así que hace unos meses ya me avisó que me encargaría algo para su boda.

El encargo fue el siguiente: unas galletas en forma de girasol para la mesa dulce que preparó para los niños, y dos cupcakes para entregar a dos invitados que ese día cumplían años.
Para las galletas utilicé la receta que uso siempre de galletas de mantequilla, pero esta vez cambié la vainilla por pasta de toffee (Home Chef). Quedaron unas galletas muy doraditas y con un sabor a caramelo genial.

Para la decoración hice la parte del centro con glasa marrón oscuro (claras, azúcar glass y cacao sin azúcar) y la boquilla césped para que quedase como en puntitos. Y para la parte exterior glasa amarillo intenso y realizando los pétalos como detalles finales para que quedasen bien marcados.
Como podéis ver la presentación final dentro de unas macetas blancas y con los carteles de “Galletas”  quedó genial, estas galletas acompañaban también unos pinchos con chuches y otros dulces que preparó la novia (caramelos, etc.). ¡Ah! El ramo de la novia llevaba girasoles…

Para los cupcakes me dio total libertad, le pregunté por los colores predominantes en la boda y me comentó que marrón, naranja y colores de otoño. Aquí opté por la apuesta segura de hacer unos cupcakes red Velvet con buttercream de chocolate blanco encima. Puse cápsulas naranja para seguir con los colores elegidos, y espolvoreé la buttercream con un poco de purpurina comestible dorada.
Busqué alguna caja para cupcakes individual en colores naranja y marrón, o algún color parecido pero no conseguí encontrar nada. Así que compré cajas individuales blancas y unas cintas de organza en marrón y naranja para hacer un lazo, y el resultado fue…


Yo no asistí a la boda completa, fui a la ceremonia por deseo de la novia y la verdad es que fue preciosa. Después me informó que los cupcakes triunfaron, que no dejaron ni las migas. Y que las galletas fueron un éxito total: los niños alucinaron y las madres las encontraron preciosas.

Así que estoy muy contenta de que todo saliese tan bien.
Espero que os gusten.
Feliz semana.