UA-47853681-1

6 de maig 2013

Feliz Día de la Madre

Buenos días,
Como todos sabéis ayer fue el día de la madre. Hace unos días le estuve dando vueltas a que le podía regalar a mi madre. No sabía que podía comprarle porque creo que en todos estos años ya le hemos regalado todo lo posible ese día, además, me apetecía que fuese algo hecho por mí.
Después de pensarlo un poco me decidí por una maceta de flores de galleta.


Como podéis ver en la foto hice dos macetas, una para mi madre y otra para la madre de mi pareja. Y lo que pensé fue combinar los colores en las dos macetas.
Lo primero fue decidir que flores iban a componer las macetas, me decidí por poner tulipanes y margaritas, y también una mariposa y un sol. Una vez decididas las formas de las galletas me puse manos a la obra, hacer la masa, enfriarla el tiempo necesario, cortar y cocer.


Como podéis ver hice las galletas con dos tamaños diferentes de palos, ya que así me quedarían a dos alturas diferentes a la hora de montarlo en la maceta.


Mientras se enfriaban las galletas preparé las macetas. Compré dos macetas de plástico de colores, una en morado y otra en rosa, y también espuma para flores secas y papel maché en color verde. Corté la espuma para flores de una altura un poquito menos que la maceta y fui rellenando el interior con trozos de espuma hasta que tuve toda la base llena. Seguidamente corté un trozo de papel maché y lo puse encima de la espuma, como si fuese césped.


Cuando las galletas estuvieron perfectamente frías preparé la glasa, los colores ya los tenía decididos des del momento que compré las macetas. Una vez todo preparado me puse a decorar las galletas con mucha paciencia.





Cuando tuve todas las galletas decoradas dejé secar la glasa hasta el día siguiente, para evitarme sustos al manipularlas sin que la glasa estuviese suficientemente seca.


Ya lo tenía todo listo, sólo faltaba realizar la composición con las flores. Esto fue cuestión de paciencia e ir colocando sin clavarlas en la espuma a ver como quedaban mejor. Y el resultado final fue muy bonito.


Pensé en poner un lazo y papel celofán envolviendo las macetas, pero me gustó como quedaban sin muchos adornos. Así que simplemente puse una tarjeta deseando un feliz día de la madre cogido a la maceta con una pinza que llevaba una pequeña mariposa (ideal para la temática del regalo).
Espero que os haya gustado la idea, las receptoras del regalo estuvieron muy contentas con el detalle.
Feliz semana.