UA-47853681-1

8 de jul. 2013

Bizcocho de limón

¡Buenos días!
Una pregunta, ¿os ha pasado alguna vez que tenéis en casa ingredientes en mucha cantidad y los tenéis que usar urgentemente para que no se estropeen? A mí me pasó eso mismo hace unos días.
Tenía un par de docenas de huevos en la nevera y además un montón de limones buenísimos que empezaban a estropearse, así que sin pensarlo mucho cogí mi libreta de recetas (una que tengo con muchas de las recetas de toda la vida de mi casa) y me puse a mirar a ver qué podría hacer.
Encontré una receta de bizcocho, no tienen nada especial, simplemente es la receta de toda la vida que ha utilizado mi madre para hacer un bizcocho para el desayuno o la merienda. La receta me iba genial porque entre otras cosas necesitaba unos cuantos huevos, pero no lleva limón sino anís. Así que le di un par de vueltas y decidí sustituir el agua que lleva por zumo de limón y el anís por ralladura de limón.



Aunque ya empezaba a hacer calor me metí en la cocina, puse el horno a precalentar y amasé el bizcocho. Cuando estuvo a punto la masa desprendía un olor a limón increíble. Supongo que era debido a que se trataba de limones que nos regalaron y que eran cogidos del árbol hacía muy poquito. Lo metí en el horno y a esperar a que se cociera.



Transcurrido el tiempo necesario saqué el bizcocho del horno y sin que se enfriase le eché muchísimo azúcar por encima.


Seguía oliendo a limón y la verdad es que parecía que había quedado muy rico, pero teníamos que esperar a que se enfriara para poder probarlo…







Y este fue el resultado, un bizcocho súper esponjoso y con un intenso y fresco sabor a limón. Ideal para comer en el desayuno o la merienda o para acompañar un café a media tarde.
Un abrazo.