UA-47853681-1

18 de febr. 2014

Mucho chocolate...

Buenos días,

Esta semana os traigo algo con mucho chocolate. Me apetecía hacer algo con chocolate, básicamente porque me encanta el chocolate. Así que hice cupcakes de chocolate, rellenos con ganaché de chocolate con leche y cubiertos con SMBC de chocolate con leche. Creo que hay chocolate suficiente, ¿no os parece?
Además hoy voy a contaros como se hace la Swiss Meringue ButterCream (SMBC). Pero primero la base, hice unos cupcakes de chocolate negro que quedan muy jugosos y los rellené con un ganaché ligero de chocolate con leche (100ml de nata líquida y 100g de chocolate con leche.


Para la cobertura hice SMBC, se trata de una crema de mantequilla con base de merengue suizo. El resultado es una cobertura cremosa y que no tiene nada que ver con la ButterCream tradicional. No es muy complicada de hacer, pero si laboriosa, y requiere paciencia y, probablemente, algunos errores. Yo lo intenté 4 ó 5 veces hasta que me salió bien.

Las proporciones son muy fáciles: 1 parte de claras, 2 partes de azúcar y 3 partes de mantequilla. O sea, si usáis 50g de clara tenéis que pesar 100g de azúcar y 150g de mantequilla. He visto recetas con menos azúcar y menos mantequilla, pero a mí de esta forma es como me sale bien.


Ponemos en un bol resistente al calor las claras y el azúcar y lo ponemos en baño de vapor (encima de una olla con agua caliente, no hirviendo, sin que el bol toque el agua), removemos con unas varillas hasta que las claras espumen y se haya disuelto el azúcar.
Una vez disuelto el azúcar, apartamos del calor y pasamos la mezcla a un bol limpio y seco. Ahora viene el momento de tener paciencia, batimos las claras con la batidora eléctrica hasta conseguir que el merengue monte y haga picos suaves y las claras se hayan enfriado.
Tenemos que asegurarnos que las claras están frías, ya que si no es así cuando añadamos la mantequilla se derretirá. Ahora vamos añadiendo la mantequilla en dados y ablandada, y seguimos batiendo con la batidora para que se integre. Si tenéis batidora tipo Kitchen Aid, cambiáis las varillas de montar por la pala para añadir la mantequilla.
Cuando hayamos añadido toda la mantequilla hay que seguir  batiendo un rato, unos 5 minutos, habrá un momento que parecerá que se corta: ¡que no cunda el pánico! Hay que seguir batiendo y batiendo y veréis que la crema vuelve a ligar sola. Cuanto más la batáis mejor os quedará.
Ya la tenéis lista, le podéis añadir el aroma o sabor que queráis. Yo esta vez le añadí 200g de chocolate con leche deshecho y templado y un par de cucharadas de cacao en polvo. 
La crema ya está lista para usar, si la queréis guardar la ponéis en la nevera, pero acordaros de sacarla un buen rato antes de utilizar sino no podréis trabajar con ella. Yo la dejé toda la noche fuera de la nevera para poder usarla bien.

La gran ventaja de esta crema es que aunque esté fuera de la nevera aguanta bien la forma y no se baja…
Espero que os haya gustado la entrada y que os animéis a probar de hacer la SMBC y me contéis que tal os ha ido, o me preguntéis si tenéis alguna duda.


Feliz semana.