UA-47853681-1

21 de gen. 2013

Cupcakes de Tiramisú

¡Buenos días!
Esta semana toca receta propia, básicamente es propia porque no he encontrado a nadie más que la haya hecho y porque decidí hacerla ya que no encontraba lo que yo  quería.
En casa a todos nos encanta el tiramisú, es un postre de éxito seguro siempre que lo hacemos. Y como nos gusta tanto quería transformarlo en un cupcake, así que me puse a buscar recetas de cupcakes de tiramisú por internet.





Lo único que encontré fueron cupcakes con buttercream de queso mascarpone, y eso no es lo que yo quería. Finalmente, me puse a darle vueltas sobre cómo podía hacerlos con tiramisú.
Después de unos días pensando creo que di con algo que podía acercarse bastante a lo que yo quería, y sin pensarlo mucho me puse manos a la obra para ver que salía.
Lo primero era hacer la base, los cupcakes, e hice la masa base de los cupcakes de vainilla pero sin añadir la vainilla. El resultado visual y olfativo era bueno, tenían muy buen aspecto y olían muy bien. También preparé un almíbar de café.





El siguiente paso fue preparar la crema que utilizo habitualmente para hacer el tiramisú, siguiendo la receta de mi madre pero en menor cantidad, mientras se enfriaban los cupcakes.
Una vez fríos los cupcakes hice un agujero y los rellené con una cucharada de la crema de tiramisú y los volví a tapar. Luego, pinché un poco el cupcake alrededor del relleno y con un pincel los empapé con el almíbar de café.





Ya estaba en la mitad del camino, sólo me faltaba hacer que la crema del tiramisú tuviese más consistencia para ponerla encima de los cupcakes y que no resbalase ni se cayese. Puse a remojar unas hojas de gelatina y mientras calenté nata líquida en el microondas, disolví la gelatina en la nata y la dejé enfriar un poco. Una vez fría la mezcla la incorporé a la crema de tiramisú y lo volví a batir. Lo puse en la nevera y lo dejé enfriar.
Cuando estuvo frío  lo puse en la manga pastelera y decoré los cupcakes. Para finalizar, en lugar de decorarlos con cacao en polvo (decoración clásica del tiramisú) opté por poner chocolate con leche rallado.








Sólo quedaba probar el sabor final del invento, y realmente se parece muchísimo a la tarta de tiramisú que hago. Así que… ¡objetivo conseguido! Logré hacer unos cupcakes con el sabor del tiramisú.
Un abrazo