UA-47853681-1

3 de juny 2013

Tarta de galletas

¡Buenos días!
Esta semana os traigo otra tarta de cumpleaños, la semana pasada tuvimos otro cumpleaños en la familia e hice la tarta preferida del homenajeado en cuestión.
Se trata de una tarta simple en su preparación pero con un resultado de sabor increíble, es una tarta de galletas con capas de mantequilla montada y mermelada de fresa.






Lo más complicado, al menos eso era lo que me parecía a mí, es preparar la mantequilla montada. Yo no lo había hecho nunca y era lo que más me preocupaba. Hay que hacer un almíbar con agua y azúcar y dejarlo templar.
Una vez templado el almíbar y la mantequilla ablandada a temperatura ambiente hay que empezar el proceso. Ponemos la mantequilla en un bol y con la batidora de varillas empezamos a batirla despacio y se va añadiendo el almíbar poco a poco. Al principio parece que no pase nada, pero a medida que vamos añadiendo más almíbar la mantequilla empieza a montar y a aumentar de volumen hasta que queda con este aspecto.








Y a partir de aquí el proceso ya es más fácil, mojar las galletas en leche e ir alternando capas de galleta con la mantequilla y la mermelada. Utilicé la mermelada de fresas casera que hice hace unos días, así aseguraba que el sabor fuese increíble.






Finalizamos la tarta con una capa de mantequilla espolvoreada con cacao en polvo, pero como yo no tenía en casa le puse chocolate negro rallado.
Esta tarta es mejor prepararla el día anterior a su consumo, ya que de esta manera la tarta reposa y las galletas absorben todos los sabores. A la hora de servir mejor poner una ración pequeña porque se trata de un pastel contundente.



Un abrazo a todos.