UA-47853681-1

31 de març 2014

Muffins de limón y chocolate blanco

Buenos días,

Como parece que la primavera se resiste a llegar del todo, el tiempo lluvioso de este fin de semana invitaba a encender el horno y preparar algo. Así que, después de mucho tiempo, me decidí a hornear unos muffins de limón y chocolate blanco.
Hasta ahora me había resistido a hacerlos ya que no tenía wrappers (las cápsulas tipo tulipa que venden para muffins) y donde yo vivo es imposible conseguirlos, y no me sale a cuenta hacer un pedido por internet sólo para esto.

Así que  cuando, dando una vuelta por la red, descubrí en la web de Kidsandchic que podía hacerlos yo misma en casa con algo tan simple como unas servilletas bonitas y papel de horno vi muy claro que ya podía hacer muffins en casa.


Si queréis saber cómo se hacen podéis verlo aquí. Yo tenía unas servilletas de cuadritos en casa, de esas que no secan demasiado que digamos, así que pensé que serían ideales para esto y al mismo tiempo darles una utilidad.

Probablemente no quedan tan perfectos como si compramos las cápsulas para muffins, pero quedan igual de bonitas y podéis elegir vosotros el estampado. 
Para estrenarme en el mundo muffin los hice de limón y chocolate blanco. La masa lleva ralladura y zumo de limón, y el chocolate blanco va en medio del muffin y encima.
Se rellena la cápsula hasta la mitad y se pone una onza de chocolate encima de la masa.
Se cubre con más masa de muffin y encima unos trocitos pequeños de chocolate blanco. Y al horno.
Pensaba que el chocolate de la parte superior se fundiría pero en lugar de eso se “gratinó”, y la verdad es que quedó muy bueno aunque no fuese el resultado esperado. 
El resultado final es una combinación buenísima de la frescura del limón y la dulzura del chocolate blanco, quedan riquísimos. Y las cápsulas caseras superaron con nota el horneado y la presentación.
A partir de ahora tendré que estar atenta a todas las servilletas que vea, para poder tener diferentes modelos de cápsulas. Para hacer estas doce fue suficiente con 3 servilletas de 33x33, es el tamaño ideal porque salen 4 cuadrados de 16x16 y es el tamaño de la bandeja. 
Sólo me queda dar las gracias a Rocío por la entrada en su blog sobre cómo hacer los wrappers caseros y desear que os haya gustado la entrada de hoy y os sea útil.


Feliz semana a todos.

Este post participa en el Carrusel de Blogs nº 16 de Las Cosas Ricas de Gaby